UN SITIO DONDE SÓLO EXISTÍAN CAMPOS VERDES

LA EVOLUCIÓN DE PRADO VERANIEGO

 

Antes del barrio existían muchas haciendas como la Hacienda Niza, Hacienda Tierra Linda, Hacienda San Rafael y la hacienda Veraniega “por ésta última se le denomina  Prado Veraniego”

Sus inicios se llevaron acabo desde el año 1940 y siendo poblado por sus primeras familias, como la de Felipa Alvarado, la familia Flórez y la familia de la señora Anita…  

 Perteneciendo a la localidad número 11 de Suba, Prado es uno de los barrios con mayor comercio en el norte de Bogotá.

PRUEBA1

Prado Veraniego en el año 1958 

Un campesino de Guachetá Cundinamarca, don Víctor Manuel Forigua, decide buscar suerte en la Capital de la República. Llegando en el año 1959 a Bogotá, se aloja en una residencia  del centro de la Ciudad y posteriormente ubica unos terrenos, cerca al municipio de Suba. Es allí donde existían extensas haciendas como la Hacienda Niza, Hacienda Tierra Linda, Hacienda San Rafael (Actualmente existe), Hacienda Veraniega, entre otras. Los terratenientes Barriga  y Bocanegra, dueños de la Veraniega, dividen sus terrenos en manzanas y éstas por lotes. El señor Forigua compra un lote por tres mil pesos y construye su casa. Es como comenzó a poblarse el hoy “Prado Veraniego”.

En la década de los cuarenta, iban  llegando familias, procedentes de cualquier pueblo cercano a Bogotá. El 9 de abril de 1948, cuando ocurre la muerte de Jorge Eliécer Gaitán, se llevan a cabo muchas muertes y entre ellas la de los dueños de las manzanas, dejando muchos terrenos abandonados. Es cuando llegan los famosos ´piratas`, se apoderan de los terrenos, comienzan a lotearlos y después a venderlos. Se va iniciando la evolución del barrio de manera ilegal.  “Así lo describe don Víctor Forigua, recordando, cuando llegó por primera vez al barrio”

También en 1948, la organización de Padres Tihamer Tóth, compraron unos pantanos de la Hacienda San Rafael y construyeron una sede.

“Actualmente funciona allí el internado Seminario Menor de Bogotá”

Prueba 2

Seminario Menor de Bogotá

Se podían apreciar cultivos de maíz, de abas y alverjas. También se veían muchos potreros con bastante ganado, una extinguida laguna que venía del actual barrio Ciudad Jardín y la llamaban ´La bajada`. Habían trochas por donde los habitantes podían andar y una en especial que es la  hoy avenida Calle 129, la cual comunicaba con el municipio de Suba. Para dirigirse al centro de la Ciudad, lo hacían por medio de unos buses que se conocían como ´Flota-chía`, y  el tren que pasaba  por la Autopista Norte, la gente abordaba la estación Veraniega. Y había un aviso para los forasteros que decía “Aquí es el Prado”.

“Con una gran nostalgia, Cecilia de Cúcuma lo manifiesta así con su hijo Óscar Cúcuma, que en ese entonces tenía seis meses de vida, provenientes del pueblo de Ubaté”            

 Llegaban muchos gitanos, armaban sus tiendas en los potreros, leían la mano y vendían sus productos.

Las familias del barrio empezaron a organizarse y formaron la Junta de Acción Comunal, con personería jurídica. Teniendo como primer presidente a la señora Zárate Castro. Y los primeros temas que se trataban era la de los servicios públicos, ya que en ese entonces carecían de ellos.  La junta tiene una reunión en el año 1964 y deciden invitar al entonces Alcalde de Bogotá Jorge Gaitán Cortés al barrio, con el fin de que éste consiguiera terrenos y construyera escuelas. Más adelante apareció un señor llamado Horacio Acuesta y dijo que donaba lotes para la construcción de un centro de salud y una escuela, pero el señor Horacio pedía una condición: Y era la de hacer que el Alcalde llevara el agua hasta el barrio. Comenzaron las peticiones, pero el Alcalde no aceptaba, porque el lote que quería donar el señor Acuesta, tenía una deuda de un impuesto por 22 pesos. La comunidad de Prado empezó a realizar una serie de eventos como bazares, con el fin de recolectar el monto que se necesitaba. Recaudaron 17 pesos y luego realizaron un reinado; éste le dejo 26 pesos. La Reina fue la señora Amparo Guzmán.  “El señor Forigua explica como fue la formación de la primera Junta de Acción Comunal, para llevar acabo sus proyectos”

 La junta pagó el impuesto y el Alcalde llevó acueducto hasta el hoy conocido barrio Pasadena. A las personas les tocaba ir con pilas, recogían el agua y lograban abastecer sus casas. La luz la conseguían de los postes públicos. Se creó un Centro de Salud, hoy conocido como Centro de Atención Médica Inmediata (CAMI) y la escuela Prado II.

 En 1969 se creó el colegio Gustavo Morales Morales, conocido como ´las casetas`, donde a sus alumnos les tocaba ver clases en unas casetas.  “Con alegría lo recuerda Isabel Mahecha, cuando tomaba sus clases en aquellas casetas”

 Algunas de las atracciones de Prado Veraniego era la del Canódromo en 1973, donde la gente adinerada de otros barrios y los mismo habitantes del Barrio se aglomeraban allí y apostaban por el perro más veloz. También llegaban los denominados “parques movibles”, para llevar alegría a los niños. “Lo aseguran Lidia Ramírez y su hija Isabel Mahecha, cuando solían asistir estos divertidos eventos”

 La Junta de Acción Comunal siguió su lucha y en 1975 llegaron las primeras adecuaciones de redes y acometidas, para los servicios públicos de agua, luz, teléfono,  alcantarillado y repartieron el acueducto por todo el barrio.

 En 1978 los Tihamer Tóth venden su sede a la diéresis de Bogotá y construyen el hoy conocido Seminario Menor. Empiezan las obras de descavar calles y carreras, para pavimentarlas. Algunas se pavimentaban por el IDU, otras por ayudas de políticos y algunas por los propios habitantes. Con estas obras que se estaban llevando a cabo, daría lugar para comenzar con los trámites, para que el barrio fuera legalizado.

 Los barrios San José de Spring, Prado Pinzón, y Tierra Linda,  eran de los dominios de Prado Veraniego, pero uno a uno se fueron independizando. “Don Víctor recuerda cuando estos barrios se independizaron de Prado Veraniego”

 En el barrio se creo la Casa Cultural y en ésta se dio pie para crear muchos grupos. Uno de ellos es ADECUM (Asociación para el desarrollo de la cultura multifacética), basado en la cultura física, humanista, estética y científica. El otro de ellos es ADECUM. Este grupo se creo para los jóvenes que estaban en la casa sin hacer nada. De este grupo se crean dos equipos de fútbol juvenil e infantil, un grupo de teatro, uno de literatura, uno de ajedrez, de música y baile. Con estos grupos llego a Prado la recreación, diversión y alegría. Y otros jóvenes que querían mejorar el barrio, fundaron un grupo llamado ADEP (Asociación dinámica para el progreso), y realizaban muchas actividades cívicas.“Óscar Cúcuma recuerda, cuando perteneció a estos grupos”

 También la comunidad de Prado luchó por una parroquia, a veces les tocaba la misa a campo abierto, asistían a la iglesia de Tierra Linda, pero no recibían un buen trato por parte de la comunidad de ese barrio.

 Luego el comercio comenzó apoderarse de Prado. Primero por la reconocida Avenida Calle 129 y luego entre el barrio. La gente cuando construían sus casas, dejaban espacio en el primer piso, para la adecuación de locales. Y así poco a poco Prado dejo de ser tan residencial y se volvió más comercial. El señor Arístides Rodríguez, construyó el colegio privado El Prado. La junta luchó por una sede de la Defensa Civil, para el barrio y la consiguieron en la década del ochenta.

Prueba 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Actual Prado Veraniego

En el año 1997 don Víctor Manuel Forigua, es elegido como presidente de la Junta de Acción Comunal de Prado Veraniego, todavía no tenían una sede, y don Víctor consigue recuperar un terreno abandonado y lo adecúa para las oficinas de la junta que actualmente siguen allí. En 1998 se logra tener por fin la parroquia llamada Santo Tomás Beckett (Después de unas cartas enviadas a la diéresis),  dividieron el Seminario y el templo quedo para la comunidad.

Víctor forigua, estuvo durante 11 años en la presidencia de la junta, hasta el 2008 reemplazado por el señor José Luís Camacho. Y don Víctor ahora se dedica a la remodelación de su casa, y sobre todo a descansar…

                                                                   Por: Juan Felipe Velásquez Villate

Una respuesta to “LA EVOLUCIÓN DE PRADO VERANIEGO”

  1. Angélica said

    Me gustó mucho esta descripción de la historia del barrio. Espero poder conocer más.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: